Partir

Peces fuera del agua

Por
Juan Pablo Garzón C.

A
mi padre

Dormir, o al menos
simular hacerlo. Pasar los días postrado con los ojos cerrados, buscando
escapar de la realidad. Sentirse incómodo, harto de pensar, de juzgarse, de
saberse impotente. Harto de estar harto. Observar alrededor para encontrarse
con la luz blanca que sale de los tubos incrustados en el techo de la
habitación. Al lado, el incansable aparato que suministra el suero intravenoso
y que emite un repetitivo y tortuoso pito.
Mirar la trajinada cortina movediza que divide el espacio, donde también
se recupera otro paciente, al que nunca se le oye la voz. Convicción de que
aquel desconocido también desea con ansias locas escaparse de aquel espacio
desapacible. Rogar al cielo para acabar con todo esto de una vez por todas. Es
suficiente. Las cuentas están saldadas.

Perder la cuenta del
tiempo que se lleva atrapado en esta invivible y cíclica…

View original post 2,057 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s